Pulsa ENTER para buscar o ESC para salir

Inicio » Tienda online » Historias » Un día ganaremos

Un día ganaremos

Se narra aquí la historia de un clamoroso fracaso, el de una motocicleta con un motor de cuatro tiempos empeñada en competir al más alto nivel contra las dominadoras de la época, las motos con motores de dos tiempos. ¿Objetivo? Recuperar el título mundial en la máxima categoría del motociclismo de velocidad.

Tras años retirada de los circuitos, Honda, el mayor fabricante de motocicletas del mundo, decide volver a las pistas. Y lo hará con fidelidad a sus principios.

Con su discreta presencia como observadora de un equipo que nunca deja de admirar, Yoko Togashi nos describe este regreso subrayando especialmente los valores humanos que lo poblaron. Valores como valentía y determinación, pero también cierto punto de locura, entusiasmo, romanticismo y, en fin, amor verdadero por el motociclismo, el riesgo y el desafío.

20,00 

Autora: Yoko Togashi

Traducción: Juan Guijarro

Formato 14,00 cm x 21,50 cm.   288 páginas.

Fotografías  en color y blanco y negro de Shigeo Kibiki y Franco Varisco

ISBN 978-84-124983-4-9

 

« Sugihara había sido el jefe de mecánicos de Takazumi Katayama desde 1977, año en el que Katayama ganó el Campeonato del Mundo de 350 cc. Cuando el piloto japonés fichó por Honda, le dijeron que trajera a un mecánico de confianza, así que naturalmente Katayama le pidió a Sugi-san que le apoyara en su nueva aventura. Aceptó y ya estaba en el Reino Unido mucho antes que la NR500 fuera enviada desde Japón.

Sugi-san recibió una llamada telefónica de un agente de aduanas para comunicarle que la moto y un gran número de piezas habían llegado al Reino Unido. Cuando llegó a la zona de aduanas, se sorprendió al ver el tamaño enorme de las cajas de recambios, pero se sorprendió más al abrirlas. La fábrica había enviado casi 20.000 piezas, cada una de ellas cuidadosamente envueltas en una bolsa de plástico.

La NR500 fue otra sorpresa. Murmuró en voz baja:

— Pero…¿Están de broma?

Aquello no se parecía a nada que él hubiera visto antes, y trató de convencerse desde ese momento que se utilizaría algo muy distinto para la carrera.»

Un día ganaremos    (Yoko Togashi)